​​

La agricultura y el trabajo en el campo también pueden percibirse como un arte. Al menos así lo entendió Sara Boldú cuando planteó su proyecto ‘Los artistas van en tractor’ (Els artistes van amb tractor, en catalán) con el que ha captado a vista de drone el trabajo diario en diferentes campos de la demarcación de Lleida.

La fotógrafa expone estos días su trabajo en el Centre de l’Oli de la Granadella en el que retrata las tareas de agricultores y ganaderos como labrar, cosechar, vendimiar, segar o podar. De este modo el proyecto quiere reivindicar como la acción humana a través de la agricultura dibuja un paisaje como si de una pintura se tratara. De este modo la cámara se convierte en el pincel que retrata estas tareas des de un plano cenital convirtiendo el trabajo del campo en un poema visual.

El proyecto de Boldú tiene como objetivo rendir homenaje a la agricultura de la comarca de Les Garrigues con una mirada que pone en valor el trabajo de los payeses en la tierra.

 

Este es el primer trabajo de campo de la realizadora que a lo largo de un año ha recorrido con un drone la comarca y sus alrededores para registrar los diferentes estadios de la tierra “La tierra vista desde el aire se convierte en un mosaico y el agricultor en su artista”.

Fuente: www.lavanguardia.com