Los científicos de la Universidad Estatal de Iowa están trabajando en la aplicación del aprendizaje automático para facilitar la vida de los agricultores.

Quieren que usen drones para que puedan detectar e incluso predecir enfermedades en sus cultivos, drones que irán capturando imágenes y, gracias al aprendizaje automático (fueron entrenados para identificar problemas en cultivos), crear alarmas cuando se detecte algo anormal.

Comentan en techxplore.com que Arti Singh, profesor asistente adjunto de agronomía, es el líder del equipo responsable por la investigación, equipo que ya ha recibido medio millón de dólares de subvención por parte del gobierno para que el proyecto pueda hacerse realidad.

De momento se concentrarán en los cultivos de soja. El drone volará por el cultivo y el agricultor solo tendrá que esperar a que se recopilen imágenes a vista de pájaro. Cuando se detecte algún problema, el agricultor será avisado.

El entrenamiento es sencillo: se han mostrado miles de imágenes de soja con problemas para que el software sepa identificarlo cuando lo vea.

De momento ya está preparado para identificar problemas de hongos, bacterias y virus, así como la deficiencia de nutrientes y la lesión por herbicidas.

Es posible también usar imágenes hiperespectrales, o cámaras que capturan rangos de longitud de onda más allá de los observados por el ojo humano, lo que podría además predecir las enfermedades antes de que sean visibles por el agricultor.

Singh dijo que el equipo hará públicos todos sus hallazgos al final del proyecto, por lo que muchos gobiernos y empresas podrían aprovechar ese conocimiento para mejorar las plantaciones de soja en nuestro planeta.

Fuente: wwwhatsnew.com